Valiéndose de una afilada guadaña, el titán Crono castró a su padre, Urano, y arrojó sus órganos sexuales al mar. * Las espumas se arremolinaron alrededor jubilosas se separaron para dejar salir a una bellísima ninfa que emergió de las... Seguir leyendo →

Anuncios